BARRANCO DE FRAGUERAU.

 

La Sierra de Montsant, declarada parque Natural en abril de 2002, se conserva en muy buen estado. En esta excursión lo podréis comprobar, y contemplar un bosque de ribera, formaciones geológicas extraordinarías, atravesar un Puente Colgante, bañaros en las Cadolles Fondes, y como no, reposar en la Ermita romànica de San Bertomeu.

En vuestra estancia en la casa os dejamos un dossier y mapas para que podáis realizar la salida.

Seguidamente podréis ver unas cuantas fotos.

 

CADOLLES FONDES. Esta es una vista desde el mirador que tenéis a la derecha del camino. Son una parte de las pozas donde os podréis bañar.

Si os animáis a bañaros y vais nadando lleegaréis a una pequeña cascada (de unos 1,5 metroes), donde os podréis sentar encima de una roca y dejar que os caiga en la espalda.

 

RACO DE LA PASTERA. Si queréis llegar os tendréis que desviar de vuestra camino unos 20 minutos -ida y vuelta- pero merece la pena.Encontraréis una cueva donde moraron los pobladores de la Sierra del Montsant.

 

ROCA DE LA CADIRETA. Todo el Montsant está lleno de formas extrañas que nos invitan a buscar semejanzas, y como no, a atribuirles un nombre. Estas rocas de la fotografía recuerdan a la silla de montar de un caballo y de ahí su nombre.

 

PUENTE COLGANTE. Tenemos que atravesar el rio Montsant y la mejor opción es passar por encima del puente, construido con cables de acero y maderas es suficientemente seguro. Pero si por "respeto" no os parece buena idea, unos metros más atrás sale un pequeño camino que os permitirà cruzar el rio sin mojaros los pies.

 

ERMITA DE SAN. BERTOMEU. Uno de los rincones más bonitos del Montsant, la única ermita románica de la sierra, con unos madroños impresionantes y al lado izquierdo una pequeña fuente donde tendréis asegurada agua fresca tanto en invierno como en verano.